BioPirineos

PRODUCCIÓN ECOLÓGICA DE CEREALES, LEGUMINOSAS Y FORRAJES

LA ESPELTA

La espelta (Triticum Spelta y Triticum Diccocum) es una subespecie del trigo que se cultiva desde hace unos 7.000 años y está considerado el origen de todas las variedades de trigo actuales. Se sabe que en la edad media el pan de espelta era de consumo habitual entre las clases más ricas, mientras que los más pobres tomaban pan de centeno. Ya en el siglo XIX, el cultivo de espelta fue decreciendo progresivamente, en parte debido a su más baja producción, en comparación con el trigo común, y a la necesidad de descascarillar (quitar la envoltura, fina y quebradiza) mecánicamente del grano antes de la molienda. La espelta es un trigo de espiga aplanada y grano de color tostado oscuro de mayor tamaño que el del trigo común. En algunas zonas se conoce a la espelta como trigo verde y en otras como trigo salvaje debido a su aspecto más rústico y su sabor más intenso.

 

PRODUCCIÓN

En cuanto a su producción, su particular cáscara favorece la germinación en óptimas condiciones, protegiendo muy bien, además, al grano frente a los contaminantes del suelo e insectos, lo que la hace idónea para la agricultura ecológica. Por otro lado soporta bastante bien climas adversos y terrenos poco propicios (soporta bien el frío y la falta de agua).

 

INFORMACION NUTRICIONAL

En la última década, la popularidad de la espelta ha ido en aumento gracias al reconocimiento de sus cualidades nutricionales y gastronómicas. La asimilación de sus nutrientes es extraordinaria ya que es una planta que no ha sufrido cambios genéticos durante siglos, al revés de sus parientes más comerciales, muy modificados, en especial en este último siglo. Y parece que esto influye sobre su efecto en el organismo, en el sentido de que produce menos alergias y se digiere y se asimila mejor. Respecto al trigo común, la espelta tiene un mayor nivel de proteínas, minerales, vitaminas y oligoelementos. Además de un buen nivel de proteínas también contiene los ocho aminoácidos esenciales. Esto es muy interesante para aquellas personas vegetarianas. En cuanto a su aporte de vitaminas destacan la B1 y la B2 y de sus minerales sobresalen el potasio, el magnesio y el zinc. La espelta nos aporta mucha fibra, siendo ideal para el estreñimiento, obesidad y cualquier problema causado por la falta de fibra. También es muy rica en ácido silícico que es uno de los nutrientes más necesarios en nuestro organismo ya que forma parte de nuestros tejidos y órganos.

 

PRODUCTOS

"Nos hemos especializado en el cultivo de la espelta (variedades: Franckenkorn, Oberkulmer Rotkorn y Zollensperz), producto que podemos ofertar con cáscara o descascarillado. También disponemos de servicio de descascarillado para grano de espelta procedente de otras explotaciones agrarias ecológicas"

Al igual que el trigo común, la espelta se utiliza para elaborar pan, galletas, harinas, cerveza, copos y sémolas como el cous-cous. En forma de germinados se multiplican sus nutrientes; tiene así un sabor ligeramente dulzón muy agradable. Otro producto a tener en cuenta es su cáscara, que se obtiene tras descascarillar los granos. Tiene un elevado contenido en ácido silícico, que proporciona efectos analgésicos y tranquilizantes. Se usa tanto en alimentación animal como para relleno de cojines y almohadas.